viernes, 28 de octubre de 2011

ESTO ES LA LECHE

Estamos rodeados de plástico por todas partes y aunque existe un plan para reducir el uso de bolsas de un solo uso cuando efectuamos la compra semanal o cotidiana. Una medida que en principio creo acertada pero que es insuficiente,solo hay que darse cuenta a medida que vas adquiriendo los productos pues la inmensa mayoría están envueltos o envasados en plástico: leche,agua,embutido,verduras,carnes etc etc...Todo a la vista es plástico y cartón en las estanterías pero sin olvidar que a su vez estos llegan a los comercios envueltos en palets con plástico.


Está bien reducir el consumo de bolsas pero a la industria en general también se les habría que exigir unos planes de reducción en este material por que no toda la responsabilidad puede caer como siempre del lado del consumidor. En definitiva estamos siendo manipulados por los poderes empresariales y el legislativo toma medidas en cierta medida eficaces pero no reales de la situación.

Os dejo esta preciosa historia de amor con mensaje ecológico.    


A Love Story… In Milk from Catsnake on Vimeo.

12 comentarios:

  1. Tienes más razón que un santo, Antonio. Siempre nos toca a los mismos el mayor esfuerzo y sacrificio.
    ¡Ah! El video es una monada. Deberían ponerlo en los colegios para concienciar a los más pequeños sobre la importancia del reciclaje.

    Un abrazo ecológico.

    ResponderEliminar
  2. Gracias MJ!

    También te mando mis ecológicos abrazos y saludos afectuosos :-)

    ResponderEliminar
  3. Y tanto, estoy contigo, es un poco como lo de reducir velocidad y luego te venden los coches que van a 210 por hora...enfin, que hasta que nos concienciemos va a pasar mucho y no se i vamos a poder parar lo que viene...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Lo de los plasticos no se si tiene mucha solucion.La mayor parte del mundo desarrillado depende en exceso de ellos.Lo de los supermercados es una buena medida pero insuficiente
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Sí, es una barbaridad la cantidad de plástico, cartón y cristal que se emplea, es una consecuencia de los ritmos rápidos y voraces... la inteligencia y el sentido común se cae por ese camino tan veloz.
    Todavía recuerdo de pequeño llevar los "cascos" (botellas de cristal) al súper, se descontaba una pequeña parte al comprar una botella nueva. O las bolsas de tela para ir a comprar, que era lo habitual.
    Está claro que las grandes empresas nos venden la moto de la rapidez y la eficacia, pero la realidad está muy lejos de la propaganda, es mucho más triste, como el final del corto.

    Magnífico post Antonio :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. A pesar que en mi ciudad se ha implementado lo de la bolsa ecológica, la cantidad de plástico desparramado es increíble! ahora con mis caminatas, miro y digo 'cómo podemos ser tan inconscientes!'.

    Que vuelva la leche en botella de vidrio, las bolsitas de papel :)

    A lxs niñxs se les enseña en las escuelas, pero el adulto destroza lo explicado.

    Un fin de semana bonito a todos!

    ResponderEliminar
  7. Hola Teresa!

    Muy complicado todo y Solo se intentará poner remedio cuando sea demasiado tarde y por cierto ya empieza a serlo.

    Abrazos,saludos afectuosos y buen finde!

    ResponderEliminar
  8. Hola Juanjo!

    hay industrias que fabrican plástico biodegradable y estas serían las que hay que apoyar decididamente pero como siempre el interés a corto plazo manda.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Acapu!

    Yo recuerdo ir cada tarde con la lechera metálica a la granja que teníamos cerca de casa.

    Una buena medida es comprar en los mercados municipales donde hay muchos productos a granel.

    Abrazo,saludos afectuosos y buen finde!

    ResponderEliminar
  10. Hola Graciela!

    Todo da pena con la cantidad de plástico que hay tirado por todos lados.Incluso los pescadores pescan más plástico que peces en sus redes.

    Buen finde bonito para ti también :-)

    Abrazos y saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
  11. Hola Antonio.
    Creo que realmente no somos conscientes de lo que nos rodea en nuestras vidas.
    Las cantidades de materiales plasticos que desechamos y no reciclamos.
    Reconozco que no soy muy de reciclar y mi conciencia no esta muy tranquila en este concepto, aunque por otro lado, apenas estoy en casa y poco plastico utilizo.
    Una gran entrada.
    Un abrazo.
    Ricard

    ResponderEliminar
  12. Hola Ricard!

    Los grandes cambios empiezan por ser conscientes con nuestros propios actos.

    Abrazos y saludos afectuosos!

    ResponderEliminar

LOS MEJORES CORTOS POR CORREO

Seguidores