jueves, 9 de enero de 2014

ABITA



La historia diaria de miles de niños japoneses en Fukushima que no pueden salir a jugar fuera de casa debido a la radioactividad. De como sus sueños y ansias de libertad se ven gravemente alterados.

Un bello proyecto de fin de carrera de Shoko Hara y Paul Bremer. Música de Lorenz Schimpf

7 comentarios:

  1. Bonito proyecto para unos niños privados de libertad que es de las cosas peores que le pueden ocurrir a un menor. Esperemos que esto calme sus ansias y desazón.

    Fuerte abrazo Antonio.

    ResponderEliminar
  2. Está lleno de ternura y sensibilidad... Es un corto buenísimo.

    Nucleares no, nunca nunca.

    Un abrazo Antonio.

    ResponderEliminar
  3. Uf, que ben fet... i que trist! Mostra molt bé aquesta pèrdua de llibertat que tot nen hauria de poder gaudir.

    ResponderEliminar
  4. Precioso. Demasiadas veces nos olvidamos de las consecuencias a largo plazo de las noticias que ocuparon los titulares de la prensa y desaparecieron.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Es precioso, unos dibujos que transmiten la fragilidad y sensibilidad de esa situación.
    Es bueno que todos tomemos conciencia de ello.

    Gracias Antonio, un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Que delicadeza, que manera de dejar un mensaje casi como si nos acariciara, me ha encantado el corto

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Por si te apetece participar, te he dejado un premio/reto en mi casa:

    http://abaloriospvv.blogspot.com.es/2014/01/un-regalo.html

    Un saludo

    ResponderEliminar

LOS MEJORES CORTOS POR CORREO

Seguidores